Tradicionales composiciones a base de visillos, cortinas, stores, … Hay opciones para todos los gustos. El tipo de tejido, la caída, el color, los estampados y los accesorios de sujeción son los que determinan el estilo definitivo.

En los colores, predominan los tonos naturales: tierra, ocres, marrones, crudos y blancos, eso sí, en ambientes muy modernos y juveniles se utilizan mucho los colores fuertes y vivos.

Son normalmente el toque final de la decoración de interior.